Cómo ahuyentar la mala suerte de tu vida

¿Te ha pasado alguna vez el sentir que nada te sale como desearías? ¿Has tenido la sensación de que tu vida ha sido invadida por la mala suerte? Pues en ocasiones ocurre y puede ser porque tu propia energía es negativa o bien, porque alguien está operando sobre tí para que la buena fortuna no te acompañe.

En cualquier caso, lo primero que debes hacer es no sugestionarte y lo segundo, poner manos a la obra para que esa mala energía que se ha apoderado de tu vida, desaparezca por donde llegó. En este artículo te diremos cómo conseguirlo.

Métodos para alejar la mala vibra o librarse de ella

Si sientes que todo sale mal en tu vida y que tu energía vibra bajo, es posible que seas víctima de algún tipo de trabajo de magia negra o bien, que tu propia aura esté vibrando demasiado bajo. En todo caso, aquí tienes algunos remedios concretos para decir adiós a la mala suerte.

  • Sal: La sal es conocida desde siempre como un elemento muy efectivo para ahuyentar la mala vibra. Puedes espolvorearla sobre tu hombro izquierdo o bien llenar la tina con agua y sal para un baño relajante. También puedes espolvorear sal gruesa en algunos rincones de tu hogar para asegurarte de que la mala vibra no se acumule en ninguno de tus ambientes.
  • Incienso: Las varas de incienso o el aceite esencial de la misma especie son muy efectivos para repeler las malas energías. Debes encenderlo al menos una vez al día para mantener lejos de tu casa las malas energías.
  • Cinta roja: Llevar una cinta roja en tu muñeca izquierda te asegura que te mantendrás alejado de las malas energías que te rodean.
  • Amuletos: Una piedra, un trébol de cuatro hojas, una llave, o cualquier otro tipo de amuleto es muy efectivo a la hora de alejar la mala suerte de tu vida. Un buen consejo en este sentido es valerte de tu signo zodiacal para escoger un amuleto perfecto para ti.
  • Reiki: Esta técnica es especialmente recomendable para ahuyentar la mala vibra ya que nos ayuda a alinear nuestros chakras y mantenernos armonizados. Cuando vibramos bien, naturalmente atraemos la buena suerte y las cosas fluyen a nuestro alrededor.
  • Oraciones: No importa cuál sea tu credo o religión. Orar, agradecer y confiar en bendiciones y seres protectores es una buena forma de mantenernos alejados de la mala suerte. Agradece lo que tienes y reza a diario para que los seres protectores en quienes crees cuiden de ti yd e tu familia.
  • Palo santo: Esta madera está especialmente recomendada para ahuyentar la mala suerte de tu vida y atraer buenas energías. A diario tienes que encender un trozo de palo santo y dejar que el humo se esparza por todos tus ambientes.
  • Sé asertivo: Habla de ti como una persona afortunada. Recuerda que somos y atraemos lo que pensamos. Si te consideras un persona afortunada y te convences de que lo eres, mantendrás alejada la mala suerte.

Artículos relacionados