Los signos más vanidosos

Podemos afirmar que una persona es vanidosa cuando posee y manifiesta constantemente un excesivo orgullo en relación a sus propios logros. El vanidoso alardea y se jacta de quien es y de lo que hace y en forma constante busca la admiración y los elogios de las demás personas.

La vanidad no es precisamente una cualidad que nos haga más agradables para los demás pero algunas personas simplemente no pueden o no quieren evitar portar. Por si no lo sabías, en el zodiaco hay más de un vanidoso. ¿Quieres conocerlos? Allí vamos.  

Vanidosos zodiacales

Ya hemos definido a la vanidad y también toca decir que en nuestra opinión, esta característica siempre encierra un importante nivel de inseguridad en la persona que la posee, ya que quien realmente está convencido de su valía no necesitará estar todo el tiempo jactándose de ella ni buscará de modo recurrente la aprobación y el halago de las demás personas.

Pero ahora veamos concretamente cuáles son los signos más vanidosos del zodíaco:

Aries: No puede ni quiere evitarlo. Para Aries es una constante el hecho de resaltar sus propias virtudes, sapiencias y habilidades. Siente que todo lo que posee, conoce y ha aprendido hacer es producto de un gran esfuerzo el cual vale la pena destacar. Y nadie pone en duda su enorme afán por mejorar en todos los aspectos de su vida, pero realmente es cansador escucharlo adorarse. Todo un vanidoso incurable.

Géminis: La vanidad de Géminis tiene ribetes especiales porque además de considerarse especial y sobresaliente suele dar por hecho que jamás es responsable de nada malo que ocurra a su alrededor y que ante la duda, él fue quien hizo las cosas correctamente y los demás están completamente equivocados. Un estilo de vanidad que hace muy complicado pretender hablar con él de cualquier tema o conciliar en algo porque parte de la base de que siempre está en lo cierto en función de su superioridad.

Leo: El león es el más presumido del Zodíaco y esto es parte de su naturaleza. Adora ser admirado, elogiado, que recalquen sus atributos. Nació para destacar y hace todo lo posible para conseguirlo, incluso cuando de la sensación de encontrarse en un segundo plano de la escena. Leo está muy orgulloso de sus logros así como del esfuerzo que ha realizado para alcanzarlos y parte de ese éxito que siente haberse ganado radica en ser reconocido por los demás como él siente que merece. Vanidad en su máxima expresión.

Escorpio: Otro vanidoso zodiacal, muy convencido de su valor y al que le encanta dejarlo en claro siempre que exista ocasión. El escorpión está muy seguro de que todo lo que posee y ha logrado ha sido fruto de su esfuerzo y se lo dejará muy claro a quien ose ponerlo en duda. Además no tolera que lo contraríen puesto que considera estar sumamente calificado para enfrentar a cualquiera y defender sus ideas que desde ya, considera son las más acertadas.

Virgo: Otro vanidoso bastante particular que al igual que Géminis, quizás no adopta las conductas tradicionales de la vanidad ni es tan afecto a hacerse notar como el resto de los vanidosos zodiacales. Pero siempre cree tener razón, ser el más calificado para toda labor y ser el más capacitado para hacer bien las cosas. Y aunque puede que realmente lo sea, esta actitud debe ser calificada como vanidad aunque a Virgo le molestará mucho asumirlo y probablemente no lo haga.

Sagitario: A pesar de su aparente sencillez, Sagitario es un vanidoso que ama ser halagado, que le digan cuán sabio e importante es y lo mucho que hace falta su enorme talento para mejorar la humanidad. Es egocéntrico y muy seguro de sus capacidades y esto lo lleva también a ser temerario porque se considera capaz de superar cualquier dificultad y problema sin ayuda de nadie. Contrariarlo es la mejor forma de comprobar su gran vanidad.

Artículos relacionados