Los signos más impulsivos

Un impulso es una motivación espontánea que nos invade y nos lleva a actuar de formas poco racionales y no siempre convenientes. Los impulsos son hechos inherentes a la naturaleza humana y no siempre es sencillo controlarlos.

Llamamos impulsiva a aquella persona que básicamente se mueve en función de la pulsión que generan sus emociones y deseos sin detenerse a reflexionar demasiado acerca de las posibles consecuencias de sus actos. Quienes tienen esta clase de conductas y se manejan en general en base a sus impulsos suelen tener tantas sorpresas agradables como dolores de cabeza, puesto que el impulso sin intervención de la razón muchas veces puede llevarnos por caminos algo arriesgados.

De entre los 12 signos zodiacales existen algunos especialmente caracterizados por la cualidad de la impulsividad, que hacen exactamente lo que sienten sin medir las consecuencias. ¿Quieres saber cuáles son? En este artículo te lo contamos.

Los signos que más se dejan llevar por sus impulsos:

Es sabido que cada uno de los signos tiene características diferentes. Si bien todas las personas experimentan fuertes impulsos algunas de ellas pueden controlarlos en la mayoría de los casos mientras que otras se dejan llevar por ellos como parte de su personalidad. Y esto puede generarles muchas satisfacciones y también más de un problema. Veamos cuáles son los signos más impulsivos del zodiaco.

Aries: Si bien es dueño de una gran inteligencia, hace básicamente lo que le dicta su impulso. Tiene una especie de voz interior que le marca el camino y no permitirá que nadie lo contradiga hasta tanto haya experimentado en el sentido en que su propia intuición le ha indicado. Jamás permite que el temor lo paralice y entre más pretenciosa sea la empresa más atraído por ella se sentirá el temerario Aries. Gracias a su impulso suele llegar antes y más lejos que todos los demás que tamizan desde la razón cada una de sus decisiones aunque de tanto en tanto se arrepiente de no haber pensado las cosas un poco mejor antes de actuar.

Leo: El Rey de la Selva es quizás el más impulsivo de todos los signos. Hace y luego piensa. Jamás se queda con las ganas de ejecutar un deseo, de experimentar una sensación, de correr un riesgo. La vida para Leo es probar, aprender, intentar y es precisamente su impulso el que guía sus pasos. Jamás dejará hablar primero a la razón cuando sienta la necesidad de moverse en una determinada dirección. Pura impulsividad y pura pasión: Así es Leo, el rey de la selva: Tanto en los negocios como en el amor se juega siempre a todo o nada.

Escorpio: Los nativos del signo del escorpión poseen un sexto sentido y una capacidad de percepción superior a la del resto de los signos zodiacales y siempre hacen caso a su propio instinto a la hora de tomar decisiones y moverse en una determinada dirección. Escorpio además es intrépido y no mide las consecuencias cuando quiere algo. Parte de la certeza de que su instinto no se equivoca y por lo general es así. Pero además Escorpio tiene una fuerza de voluntad y una determinación tan impresionantes que si por una casualidad su intuición fallara y tuviese que torcer el rumbo así lo hará y llegará a la meta por otro camino alternativo.

Sagitario: Otro de los signos puro impulso del universo zodiacal. Si tuviésemos que definir a Sagitario con una sola palabra deberíamos usar “temerario” puesto que no solo no mide los riesgos de su obrar sino que cuanto mayor sea el peligro más deseoso estará un nativo de este signo de acometer e ir a por ello. Sagitario salta al vacío sin medir las consecuencias en todos los ámbitos de la vida, arriesgándose por impulso en su vida profesional, en los juegos de azar, en las relaciones amorosas y claramente que también en sus frecuentes aventuras sentimentales. Es el signo que más problemas se auto genera en función de su incapacidad para controlar sus impulsos puesto que además en algunas ocasiones dicha impulsividad suele tornarlo alguien agresivo.

 

 

Artículos relacionados