Virgo: un signo débil y fuerte a la vez

Las energías de Virgo son más fuertes cuando dichos nativos se encuentran con otras personas. Sin embargo, y muy extrañamente, esta es la misma situación cuando más débiles llegan a ser sus energías. La relación y convivencia con otras personas es el elemento de más fortaleza y más debilidad de Virgo. La relación que se tiene con los demás, es el ambiente en el que mejor se mueve una persona que lleva las energías de la constelación de la virgen, porque está en su naturaleza el ayudar y estar siempre al lado de los que le rodean. Al mismo tiempo, las relaci0ones sociales también pueden desatar algunas de las consecuencias negativas más grandes para los nativos de Virgo.

Siendo una persona de servicio y de ayuda, cuando un virginiano se encuentra en un ambiente de compañerismo y convivencia, puede sentir salir de sí mismo energía que busca ayudar, apoyar e incluso guiar a las demás personas a través del camino. Dan de sí mismo mucho para poder crear una buena relación y que entre todos se logre llevar a cabo los mayores y más óptimos propósitos.Virgo siempre busca ayudar a los demás a crecer y a mejoras, pero cuando uno de los nativos de este signo no encuentra su lugar en el entorno, puede llegar a sentirse muy lastimado, e incluso atacado..

Una persona que realiza todas estas acciones por los demás, puede llegar a tener dentro de sí mismo muchas energías de bondad y compasión hacia su entorno. Por desgracia, si Virgo no encuentra un lugar o un ambiente donde siente que está creando una diferencia o una mejoría, sus propias energías se pueden voltear contra sí mismo y provocar situaciones que llevan consigo energías mal posicionadas que ultimadamente pueden ocasionar daños y estragos. Esta misma falta de acomodamiento de las energías, llevan a crear muchas confusiones y problemas durante los cuales las energías de Virgo siguen fluyendo, pero no encuentran donde equilibrarse.

Esa es la razón por la que la compañía de otras personas puede ser la gran debilidad de Virgo, además de ser su mayor fortaleza. Si Virgo no confía en sí mismo, se puede encontrar en situaciones en las que sus energías ya no tratan de mejorar a las personas, sino que tratan de adaptarlas a su propia visión. Esta claro que a las demás personas no les gusta ser manipuladas ni controladas por los demás, por esto es que en este tipo de situaciones, las energías de Virgo se ven incluso más rechazadas que antes y crean un conflicto entre las partes.

Para poder cuidarnos de que este tipo de hechos no puedan pasar a perjudicar de forma irreparable alguna relación que haya entre las personas, debemos de entender que las energías de Virgo son positivas, pero que no siempre encontrarán un lugar en el cual manifestarse. Podemos entender que los nativos de Virgo, solo quieren encontrar ese sentido de utilidad, brindando ayuda a los demás, por lo que no debemos confundir este tipo de buenas intenciones. De igual forma, cuando las personas de Virgo comprenden que no pueden ayudar a todas las personas todo el tiempo, pueden controlar sus propias energías y dar espacio para que los demás no se sientan presionados a actuar conforme a lo que Virgo desea.

Artículos relacionados