Horóscopo celta: personas nacidas entre el 23 de diciembre y el 31 de marzo

El horóscopo celta nos muestra una particular visión astrológica, donde de acuerdo a nuestra fecha de nacimiento un árbol nos guiará y marcará el perfil de nuestra personalidad. En este artículo exploraremos ciertas características de este sistema desarrollado por la cultura celta, y además conoceremos los perfiles de las personas nacidas de diciembre a marzo.

Los celtas le brindaron un nombre específico a cada una de las fases lunares y un conjunto de propiedades, relacionadas con diferentes árboles. De esta manera, ambos elementos en armonía permitieron el diseño de un complejo e interesante horóscopo. Esta atractiva visión, con una fuerte ligazón con la naturaleza, incluye 21 árboles que van marcando aspectos de nuestra personalidad a partir de nuestra fecha de nacimiento.

Del 23 de diciembre al 8 de febrero

De acuerdo al horóscopo celta, estas son las características de las personas nacidas en las siguientes fechas:

  • Del 23 de diciembre al 1 de enero, Árbol de Manzana (El Amor): son personas carismáticas, atractivas, sensibles, con un especial gusto por la aventura, algo despistadas, generosas y con habilidad para temas científicos. Son muy fieles en el campo amoroso.
  • Del 2 al 11 de enero, Árbol de Abeto (El Misterio): destacan por su sofisticación, buen gusto y amor por la belleza. Al mismo tiempo, presentan un carácter temperamental, son algo testarudas y egoístas. Son personas con múltiples talentos y una gran actividad social. 
  • Del 12 al 24 de enero, Árbol del Olmo (La Mentalidad Noble): son personas alegres, con condiciones para mandar pero que no soportan obedecer, agradables, elegantes, muy nobles, prácticas, generosas y con gran sentido del humor. 
  • Del 25 de enero al 3 de febrero, El Ciprés (La Fidelidad): este período dominado por el árbol ciprés nos muestra personas fuertes, con máxima capacidad de adaptación, optimistas, amantes del reconocimiento y el dinero, fieles en el amor y poco dóciles. 
  • Del 4 al 8 de febrero, Álamo (La Incertidumbre): se trata de personas preocupadas por la estética, entusiastas, ligadas a lo artístico, no demasiado seguras de sí mismas, en ocasiones solitarias, con capacidad de organización, confiables y gusto por el conocimiento filosófico.

Del 9 de febrero al 31 de marzo

Seguimos con las características de los diferentes períodos y árboles:

  • Del 9 al 18 de febrero, El Cedro (La Confianza): poseen capacidad de adaptación, aman el lujo, ayudan a los demás, son determinadas y tienen confianza en sí mismas, algo impacientes, muy talentosas. 
  • Del 19 al 28 de febrero, El Pino (Lo Particular): personas activas, cambiantes en el amor, confiables, prácticas. Pueden rendirse con facilidad.
  • Del 1 al 10 de marzo, El Sauce Llorón (La Melancolía): son personas atractivas pero con una gran carga melancólica, empáticas, amantes de los viajes, soñadoras, honestas, exigentes, complejas en la convivencia.
  • Del 11 al 20 de marzo, Árbol de Limas (La Duda): personas muy talentosas pero con poca tenacidad, algo quejosas, celosas, agradables y con capacidad para ceder, amantes de la paz, huyen de los conflictos.
  • 21 de marzo, El Roble (La Valentía): fuertes, independientes, valientes, sensibles, rutinarios, realistas.
  • Del 22 al 31 de marzo, Árbol de Avellanas (Lo Extraordinario): personas con una gran habilidad para impresionar a los demás, implicadas en luchas sociales, temperamentales, sensuales, apasionadas, honestas, sensibles. Pueden ser algo caprichosas.

Artículos relacionados